EL ÉXITO – ft Oliver Garland

EL ÉXITO – ft Oliver Garland

¿Cuándo fue la última vez que te miraste al espejo y encontraste a una persona exitosa regresándote la mirada?

Si vamos a la teoría, se reduce en algo tan sencillo como
“Cosa que supone un resultado feliz.”

A veces es difícil contestar esta pregunta. Y la vara con la que medimos el haber llegado a este “resultado feliz” es única para cada quién. Al conversar con Oliver Lee Garland, el genio director de From Core To Sun, en nuestro podcast “Anormales” tocamos este tema. (Link)

¿Qué considera él éxito? ¿Sentimos que lo alcanzamos?

Quizá la respuesta no es tan sencilla como un “sí” o un “no”. Pero compartimos algunas reflexiones acerca de la auto realización, que pueden recordarnos que no estamos tan lejos de sentirnos plenos como puede parecer.

  • El éxito es interior.

El reconocerse exitoso es muchas veces una sensación de plenitud muy personal, que llega cuando estás orgulloso de lo que estás haciendo, de tu trabajo, de no quedarte inmóvil. De desafiarte y entender que estás un poco más cerca de tus metas de lo que te encontrabas ayer. Estar contento con hacer lo que a uno le gusta es el pilar básico.

  • La aprobación de los demás no es tan importante.

El éxito tradicional y sus representaciones tangibles, como los premios, reconocimientos o el dinero, no son más que pequeños motivadores, hitos, complementos a la satisfacción interna. Pueden ser un recordatorio de que sí, por supuesto que lo estás haciendo bien. Pero no son determinantes ni el elemento definitivo. Jamás serás feliz si lo único que buscas es complacer a los demás.

  • Es un proceso, en constante evolución.

Nunca puedes sentir que llegaste, que no hay nivel superior al que has alcanzado. Por supuesto que lo hay. Es como subir una montaña interminable, cuando mires atrás, podrás sentirte orgulloso de los kilómetros recorridos. Cuando mires al frente, en cambio, puedes amarrarte bien la chompa y prepararte para el reto de todo lo que aún falta. Pero si en algún momento llegas a alcanzar lo que parece ser el último escalón, entonces debes crear tú, uno nuevo.

El éxito no es una meta final inamovible, que un día en que nuestra vida sea perfecta, alcanzaremos. Es un proceso, que cambia y crece con nosotros, que no debe depender de otras personas, y que alcanzaremos siempre que estemos atreviéndonos a trabajar duro en aquello que nos mueve el piso, que nos hace temblar las piernas.

– Equipo Millán.

Sin comentarios

Escribe un Comentario

Top
Abrir chat