Donde nacen los sueños

Hola, me llamo Millán, soy de Guayaquil y crecí en un barrio pobre, entre Ayacucho y la Octava. De pequeño pensaba que muchas cosas eran imposibles; ir a la Universidad, por ejemplo. Pero en casa, mi mamá se dedicó a enseñarme acerca de valentía, de tener el coraje necesario para desafiar esos “imposibles”.
Años después, logré una beca en una de las mejores universidades de América Latina y me gradué entre los primeros de la clase. Regresé a Ecuador y hasta hace pocos años, mi vida era bastante normal. Tenía un trabajo de oficina, una rutina bastante ordinaria, y objetivos de vida que sabía que podía alcanzar. La forma en la que alguna vez soñé y las posibilidades que alguna vez desafié se sentían un tanto lejanos.

El error que lo cambió todo

Diez años después, quizá por pura casualidad, la vida me hizo enfrentarme a una situación que puso a prueba todos mis límites. ¿Lo más difícil de todo? No tuve la opción de rendirme. Superé 50 kilómetros que no esperaba, y para los que no estaba preparado en lo más mínimo, en una montaña inclemente.

Mi mente cambió en ese momento. Comencé a cuestionar por qué le tememos tanto a los retos de verdad, esos que ponen a prueba nuestras capacidades, si al final del día, tenemos lo necesario para superarlos. ¿Por qué ni siquiera nos permitimos intentarlo? ¿Por qué nos quedamos satisfechos con quedarnos inmóviles cuando podemos hacer mucho más?

Si pude con 50, ¿qué más sería capaz de lograr?

Compartiendo inspiración

Desde esa primera carrera he conquistado aventuras que hace cinco años ni siquiera habría sido capaz de imaginar. Junto a mi equipo, he descubierto que lo imposible es relativo, y que creer que eres capaz de lograr cosas extraordinarias te hace imparable. Pero lo más importante de este camino y lo que nos inspira día a día: hemos logrado formar una comunidad de miles de soñadores, que ahora se aventuran con nosotros.

Que entienden que los límites pueden desafiarse y que podemos lograr cosas increíbles, si tenemos el coraje de atrevernos. Si somos lo suficientemente valientes como para lanzarnos. ¿Por qué no comienzas tú también?

Conóceme más

Mis Artículos
Mi Playlist
Mi Vida
desliza
Top
Abrir chat